El entorno

El PTA está ubicado en la ciudad de Málaga, situada estratégicamente en la Costa Sur de España, en la histórica región de Andalucía, se caracteriza por la atractiva topografía, un envidiable clima mediterráneo con una temperatura media anual de 18,2 ºC y más de 3.000 horas anuales de sol, así como por una gran variedad de ofertas deportivas y de ocio, producto de su gran infraestructura turística.

Málaga capital, y principalmente la zona situada en su valle del Río Guadalhorce, tienen, gracias a las nuevas comunicaciones viarias Este-Oeste y Norte y a la red ferroviaria de Alta Velocidad (AVE), buen acceso a las redes de comunicación con el resto del país. En este emplazamiento se instalan cada vez más empresas dedicadas a las actividades industriales y de servicios, que contribuyen a crear una potente infraestructura industrial.

La ciudad posee una joven y dinámica Universidad con más de 40.000 alumnos, 20 facultades y Centros de Enseñanza Superior, entre los que destacan las dedicadas a las Tecnologías de la Información y la Producción, lo cual permite disponer de un gran potencial de mano de obra especializada.

Su aeropuerto ocupa el cuarto lugar en cuanto a volumen de tráfico entre los aeropuertos españoles y proporciona conexiones directas con toda Europa, América y ciudades de otros continentes.

El puerto turístico y comercial, auténtica puerta de la ciudad a través de la historia, representa una ventaja para aquellas empresas con intereses en los mercados mediterráneos y norteafricanos. A escasa distancia por carretera se encuentra además, el puerto de contenedores de Algeciras, que es el mayor de España.

El entorno de Málaga, ofrece unas excelentes condiciones de vida, entre las que destacan las playas de la Costa del Sol, próximas a la reserva forestal de la Serranía de Ronda, la infraestructura hotelera, deportiva y de ocio (40 campos de golf y 10 puertos deportivos), la proximidad a la estación de esquí de Sierra Nevada, y un gran desarrollo inmobiliario que ofrece atractivas viviendas en régimen de compra o alquiler.

La calidad de vida y su desarrollo económico configuran la zona como un lugar ideal para la implantación de Centros de Investigación y Desarrollo e Industrias de Alta Tecnología.