Más de 480 investigadores desarrollarán proyectos de I+D gracias al programa Torres Quevedo

16/10/2009

Un total de 482 investigadores (doctores o tecnólogos) podrán desarrollar sus proyectos de I+D en empresas, centros tecnológicos, asociaciones empresariales y parques científico-tecnológicos
gracias a las subvenciones, por un importe total de 24 millones de euros -10 de ellos del PlanE-, procedentes del subprograma Torres Quevedo que gestiona el Ministerio de Ciencia e Innovación dentro del Plan Nacional de I+D+i.

Esta resolución de subvenciones corresponde al primer plazo de
presentación de solicitudes de la convocatoria de 2009 del Torres Quevedo.
Este programa trata de compensar la diferencia en el número de personas
dedicadas a actividades de I+D+I en el sector privado frente al sector público.
Para ello estimula la demanda en el sector privado de personal
suficientemente preparado para acometer planes y proyectos de I+D+I, fomentando su incorporación laboral efectiva. Se pretende asimismo ayudar a la consolidación de empresas tecnológicas de reciente creación, mediante la
incorporación de personal que sirva de estímulo para el inicio y desarrollo de proyectos o planes estratégicos con importante carga de I+D+I.
El Torres Quevedo está orientado a liberar a las empresas del importante
coste del personal especializado en los primeros años de su actividad
económica o al comenzar un nuevo proyecto de I+D+I reduciendo, en gran medida, el riesgo de este tipo de actividades en las que una de las mayores inversiones corresponde a la contratación de profesionales capacitados para esas tareas.
Dicho programa cofinancia el coste total de contratación de un investigador, ya sea un doctor o tecnólogo, para desarrollar proyectos de investigación industrial, desarrollo tecnológico o estudios previos a la I+D, y tiene una duración de hasta tres años. Las ayudas tienen carácter de subvención
directa y pueden ascender hasta el 75% del coste total de la contratación en función del tipo de proyecto y tipo de entidad beneficiaria.
Con el objetivo de potenciar el atractivo de estas ayudas en la actual coyuntura económica y empresarial, se ha incluido este programa dentro del Plan español de estímulo a la economía y el empleo (PlanE). Con esta medida se inyectará una mayor liquidez a las entidades beneficiarias del
programa, librando el importe total de la ayuda de tres años en un pago único por adelantado, en aquellos casos en que se contrate de manera indefinida al investigador. Por ahora, esta posibilidad se ha abierto a las PYMES, que son el segmento de beneficiarios que más pueden acusar la actual coyuntura económica.
Las principales líneas de I+D de los proyectos subvencionados se enmarcan en áreas relacionadas con las ciencias biológicas y sus tecnologías (34%), tecnologías electrónicas y de computación (35%), y tecnologías químicas y de materiales (28%).
Estas ayudas se han distribuido entre PYMES (68%), grandes empresas (9%), centros tecnológicos (19%), parques científico-tecnológicos (3%) y asociaciones empresariales (1%).