El PTA cumple 17 años pasando de ocho a más de quinientas empresas

09/12/2009

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) soplará las diecisiete velas el 9 de diciembre, tiempo en el que ha pasado de ser un recinto con ocho empresas y 130 trabajadores a convertirse en un modelo de referencia, imitado en todo el mundo, con 520 empresas y casi 14.000 trabajadores.

Según recuerdan desde la entidad gestora del PTA, el objetivo era crear un complejo empresarial en la cuna del turismo, el sol y la playa, aunque ninguno de sus precursores imaginaba que se convertiría en un motor económico de Andalucía y sirviera de ejemplo para otras tecnópolis internacionales.
La idea surgió en el transcurso de un Consejo Social de la Universidad de Málaga (UMA), en torno a 1990, cuando se decidió idear para la Costa del Sol una zona de concentración de nuevas empresas de base tecnológica que pusieran en marcha los nuevos avances técnicos.
Con las ideas claras, el entonces alcalde de la capital, el socialista Pedro Aparicio, tomó las riendas del proyecto y constituyó la entidad gestora del PTA con un pequeño equipo y Felipe Romera a la cabeza, actual director general de la entidad.
Las primeras empresas que se instalaron en el PTA, que se constituyó con un capital de 45 millones de las antiguas pesetas, fueron Hughes Microelectronics, que contaba con tecnología pionera en España en el sector de la electrónica, y más tarde llegaron Cetecom (actual AT4 Wireless), Ingenia y la incubadora Bic Euronova.
Diecisiete años más tarde, la tecnópolis cuenta con 520 empresas, algunas de ellas multinacionales como Oracle o Huawei, y cerca de 14.000 trabajadores.
Las expectativas son que estas cifras sigan aumentando, para ello el parque está inmerso en las obras de la primera fase de ampliación del recinto, al 25 por ciento de ejecución y previstas para el próximo verano, que sumarán 36 hectáreas a las 186 que tiene actualmente.
En este sentido, el centro ha acordado junto a la Universidad de Málaga la creación de un nuevo parque científico empresarial universitario, que irá ubicado en el campus de Teatinos y cuya gestión dependerá del PTA.
Asimismo, la Junta de Andalucía anunció hace unos meses la extensión de la tecnópolis hacia la Costa del Sol, con un nuevo recinto ubicado en el municipio de Marbella y que también dependerá de la entidad gestora del PTA.
Además, a lo largo de este tiempo el complejo malagueño se ha convertido en la cabecera de la Asociación Internacional de Parques Científicos y Tecnológicos (IASP), la Asociación Española de Parques Científicos y Tecnológicos (APTE) y la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA), lo que ha contribuido a que distintos países se interesen por el modelo de gestión del parque.
El último año, el recinto cerró el ejercicio con una facturación de 1.587 millones de euros, un 5,5 por ciento más que en 2007, y con una cifra récord de empresas, superando por primera vez el medio millar.