FORMAN firma un convenio de colaboración con Cenatic para realización de cursos de software libre

28/12/2009

El Centro de Formación en Comunicaciones y Tecnologías de la Información de Málaga, FORMAN, integrado en la Red de Consorcios-Escuela de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, ha firmado un convenio de colaboración con la fundación pública estatal promovida por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, CENATIC (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación Basadas en Fuentes Abiertas).

En virtud a este acuerdo FORMAN y CENATIC colaborarán en la realización de acciones formativas que ayuden al fomento del uso de las tecnologías basadas en fuentes abiertas.
Gracias a este convenio de colaboración los cursos con contenidos de tecnologías basadas en fuentes abiertas que se impartan en FORMAN contarán con la homologación del CENATIC. En esta línea, tanto el centro de formación como el centro Nacional de Referencia se comprometen a definir un catálogo común de material formativo.
La firma de este acuerdo supone un valor añadido para el Centro de Referencia para la Excelencia en Entornos Abiertos: Software Libre (CREA) promovido por FORMAN. Una iniciativa de la escuela-consorcio que cuenta entre sus objetivos con la promoción del conocimiento libre, centrado especialmente en el software libre, en todas las capas de la población y especialmente en el ámbito educativo universitario y no universitario. Además, el CREA, entre otras actividades, investiga los aspectos formativos concretos en software libre especialmente en lo que se refiere a necesidades formativas, metodologías, homologaciones, para proponer planes formativos contando con todos los agentes implicados. Por último, desde el CREA se ofrece asesoramiento a empresas, organizaciones o Administraciones Públicas que quieran conocer o implementar el software libre.

Software de fuentes abiertas o software libre
El software de fuentes abiertas es un tipo particular de software que permite al usuario ejecutarlo con cualquier propósito, estudiar cómo funciona y adaptarlo a sus necesidades, distribuir copias, mejorarlo, y liberar esas mejoras al público. Esto permite una amplia reducción tanto de costes, como de tiempos de implantación y puesta en marcha, disponiendo además del soporte de una amplia comunidad de desarrolladores que mejoran y actualizan día a día las versiones del software.
Las tecnologías basadas en software de fuentes abiertas son cada vez más apreciadas por las empresas, perfilándose como parte importante de sus estrategias de desarrollo competitivo en una sociedad en red, globalizada, interconectada e interdependiente; al mismo tiempo, cada vez es mayor el número de empresas que adoptan el software de fuentes abiertas como modelo de negocio.