La Junta destinará este año 67 millones de euros a apoyar el trabajo autónomo

09/03/2009

La Junta de Andalucía destinará este año 67 millones de euros a la nueva Orden de Incentivos para la creación, consolidación y modernización de las iniciativas emprendedoras del trabajo autónomo, según el informe presentado en el Consejo de Gobierno por el titular de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo.

Esta Orden, que se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía en las próximas semanas, articulará los incentivos de apoyo a la creación de nuevas actividades económicas por parte de los trabajadores por cuenta propia y ampliará las existentes para favorecer la consolidación y el desarrollo de los proyectos ya en marcha. El colectivo de autónomos supera en Andalucía las 340.000 personas, el 16% del total nacional, y representa más del 57% de las unidades económicas de producción de la comunidad.

Francisco Vallejo ha destacado que la Orden permitirá tanto "apoyar nuevas iniciativas singulares o que complementen la actual oferta de bienes y servicios como consolidar la actividad de autónomos ya existentes", con el fin de apoyar el tejido empresarial en la actual coyuntura económica. De hecho, la norma se suma a un conjunto de medidas aprobadas por el Consejo de Gobierno para apoyar a pymes, micropymes y trabajadores autónomos, por un valor total de 180 millones de euros.

El nuevo programa generaliza el acceso a los incentivos, ya que podrán ser solicitados por cualquier persona que realice o vaya a realizar de forma habitual una actividad económica por cuenta propia y que presente un proyecto para creación o consolidación y modernización de su actividad. En este sentido, Vallejo ha subrayado que, a partir de estos momentos, estará "abierto a toda la población". Hasta ahora la concesión de ayudas primaba los proyectos de nueva creación promovidos por menores de 35 años, mujeres o grupos en riesgo de exclusión social.

La Orden identifica tres grandes categorías de autónomos: profesionales ligados a servicios avanzados de innovación y tecnológicos a empresas; profesionales ligados a servicios industriales relacionados con actividades económicas en sectores estratégicos preferentes, y profesionales tradicionales.

Este nuevo enfoque pretende primar el lanzamiento y consolidación de autónomos con alto grado competitivo y capacidad de supervivencia; crear una red de profesionales de elevado nivel de conocimiento que preste servicios avanzados a las empresas andaluzas; favorecer la incorporación a la actividad económica de las personas que buscan su primera ocupación, desempleados y colectivos más desfavorecidos, y reforzar al colectivo de autónomos ya existente en sectores como el comercio o los servicios personales.

Para conseguir estos objetivos se concederán incentivos a fondo perdido y bonificaciones de interés que primarán la inversión en activos fijos e intangibles y la atención a las necesidades de liquidez de los trabajadores autónomos para poder desarrollar sus proyectos.

Así, se establece un tramo fijo de 3.000 euros para gastos de constitución y primer establecimiento y un plus adicional sobre la base incentivable, que podrá alcanzar hasta un máximo de 14.000 euros en la modalidad de creación y de 10.000 en la de consolidación y modernización. La cuantía definitiva se establecerá en función del cumplimiento de requisitos como contratar por cuenta ajena al menos a un demandante de empleo registrado en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE); haber sido despedido en los tres últimos años o tener la consideración de desempleado de larga duración; ser mujer, o pertenecer a un grupo en riesgo de exclusión social.

Plazo de tres meses

A través de la Orden se realizarán cuatro convocatorias anuales para la solicitud de incentivos, que serán resueltas en un plazo máximo de tres meses a partir del cierre de cada convocatoria. El pago del tramo fijo de 3.000 euros será inmediato una vez aprobada la solicitud, mientras que podrá adelantarse hasta un 75% del resto del incentivo concedido.