El grupo PREMO firma un acuerdo con la Universidad de Málaga para el desarrollo de Tecnología avanzada para el sector del automóvil

18/03/2009

El grupo PREMO a través de la filial PREDAN ha firmado un acuerdo con el Departamento de Tecnología Electrónica de la Universidad de Málaga para el desarrollo de tecnologías para la fabricación y el testeo de componentes avanzados para la electrónica del automóvil. Dichas tecnologías cubren distintos elementos como dispositivos de potencia para vehículos híbridos y sistemas de entrada pasiva a vehículos.

Mediante este acuerdo el grupo PREMO pretende asentarse en las nuevas tecnologías de uso en vehículos eléctricos e híbridos desarrollando técnicas innovadoras en procesos como la soldadura mediante inducción magnética y protección térmica y mecánica de componentes que son diseñados para soportar condiciones extremas de temperatura y estrés mecánico.

Esta colaboración también incluyen desarrollos de bancos de test específicos para asegurar la calidad de los inductores y elementos de potencia en desarrollo para los sistemas de gestión de baterías (BEM), sistemas de arranque integrado(ISG) y convertidores en sistemas START& STOP. Los sistemas de test incluyen sistemas de visión térmica para detectar fallos tempranos en componentes que gobiernan hasta 250A en la aplicación final.

En la división de antenas RFID también se van a realizar esfuerzos de innovación importantes en el desarrollo de bancos de medida de campos magnéticos generados por los sistemas de antenas emisoras que se utilizan en las aplicaciones mencionadas de entrada pasiva a vehículos (PKE) que permitirán el desarrollo de sistemas emisores más eficaces, antenas más pequeñas y adaptadas a las características de los vehículos.

El departamento de Tecnología Electrónica de la Universidad de Málaga aporta su experiencia en el desarrollo de sistemas dedicados y embebidos para su uso en procesos industriales y test de componentes.

La inversión que aporta el grupo PREMO en el proyecto es de más de dos millones y medio de euros y trabajarán 20 personas durante dos años para el desarrollo de una planta piloto para la fabricación y test de inductores de gran potencia para los nuevos vehículos híbridos que llegarán al mercado durante el 2010 y 2011. Con esta gran apuesta técnica el grupo PREMO se consolida como uno de los mayores fabricantes de componentes electrónicos para la industria del automóvil.