El colegio MIT entre los cuatro centros españoles seleccionados para participar en el Programa de Educación, Formación y Juventud Erasmus Plus

01/02/2017

Los profesores de Educación Física del centro ultiman los detalles para conocer el programa ‘Sport at school’, que implantará el kárate en las escuelas de Europa

El colegio malagueño MIT School ha sido uno de los cuatro seleccionados en España y uno de los 24 en Europa por el Programa de Educación, Formación y Juventud de la Unión Europea Erasmus Plus para llevar a cabo la fase experimental del proyecto Sport at School.

El programa, que persigue encontrar un mecanismo eficiente para luchar contra los efectos  del  sedentarismo  infantil en los colegios europeos (obesidad,  bajo  rendimiento  académico, inadecuado  desarrollo  del  sistema  músculo-esquelético, disminución  de  la  atención  y  la memoria, etc), parte  de investigaciones  científicas en el campo de la neurología, la pediatría y las ciencias de la actividad física y el deporte.

Para ello, se ha elegido el kárate como motor de las actividades a llevar a cabo, pues su práctica no sólo incide sobre la salud corporal, sino que, como arte marcial que es, fortalece la autoconfianza, la autoestima y la seguridad, estimula el autocontrol y el autoconocimiento y enseña a conectar la mente y el cuerpo.

En marzo, técnicos de los países participantes, entre los que se cuentan los profesores de Educación Física de MIT School, viajarán a Italia para recibir la formación específica sobre la metodología común de trabajo. El objetivo es implantarla durante el próximo curso (2017-2018), cuando tendrá lugar la fase de experimentación, consistente en integrar dos horas de kárate semanales en el currículo de los alumnos y alumnas de segundo de Primaria.

Sport at school ha sido diseñado por las Federaciones Nacionales de Kárate de  Italia,  Alemania,  España,  Francia,  Polonia  y Portugal tomando como base un programa similar, el proyecto Movi-mente, que ha sido llevado a cabo en Italia con excelentes resultados -avalados  por los Ministerios Italianos de Educación y Sanidad-. Su objetivo, además del meramente físico, es mejorar la Inteligencia motriz y ayudar al desarrollo del resto de las inteligencias múltiples propuestas por el reconocido psicólogo estadounidense Howard Gardner.

La fase experimental de este proyecto, que se espera pueda ser trasladado al resto de los centros europeos a partir del 2019, será evaluado por la Universidad de Padova (Italia) y la Universidad Complutense de  Madrid.