El consejero de Economía visita las instalaciones de Grupo Premo en el PTA

30/01/2017

Antonio Ramírez de Arellano ha destacado que primar la innovación ha llevado a la empresa malagueña a tener sus componentes tecnológicos en uno de cada tres coches que hoy se fabrican en todo el mundo

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha destacado que primar la innovación ha llevado a la empresa malagueña Premo Group a tener sus componentes tecnológicos en uno de cada tres coches que hoy se fabrican en todo el mundo, convenciendo a firmas como la estadounidense Tesla o la nipona Toyota, y a ser referente en sectores como las Smart grids, telecomunicaciones, industria e IoT.

Ramírez de Arellano, acompañado por el consejero delegado de la compañía, Ezequiel Navarro, ha visitado las instalaciones de Premo Group en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) en Málaga donde se concentra la I+D, un centro donde se invierten más de cuatro millones de euros anuales en la investigación tecnológica.

El representante del Gobierno andaluz ha señalado que esta empresa “ha aplicado la internacionalización basada en la innovación como política nuclear de su actividad”, lo que le ha permitido competir en el mercado global y convertirse en líder de su sector.

En este sentido, ha recordado que en los años 90, cuando comenzó la irrupción de los productos fabricados en China y se temió que éstos podrían acabar con el resto del sector, “los fabricantes de componentes podían haber adoptado dos posturas: competir por los precios o por la calidad, combinando innovación y talento, cosa que sí hizo Premo”.

El consejero se ha mostrado convencido de que la internacionalización y la I+D es lo que está permitiendo un “cambio estructural en la economía andaluza” y la clave para que las empresas de la comunidad autónoma hayan podido resistir los peores momentos de la crisis económica.

En este sentido, ha asegurado que el Gobierno andaluz quiere fomentar en Andalucía empresas con estas dos características en su ADN, nacidas en sectores altamente tecnológicos, con capacidad para generar alto valor añadido así como empleos de calidad y muy cualificados.

Desde el automóvil a lectores de etiqueta

Grupo Premo tiene 45 años de vida, factura más de 35 millones de euros, de los cuales el 94% procede de la exportación, tiene siete centros de trabajo repartidos por diversos países (entre ellos China y Marruecos) en los que trabaja un millar de personas y una red comercial presente en 35 estados.

La compañía malagueña, que el pasado año recibió el Premio Alas 2016 en la categoría ‘Implantación Exterior’, no sólo se dedica al sector del automóvil, sino que también extiende su actividad a la industria, las telecomunicaciones, las Smart grids y el Internet of Things (IoT). Es líder internacional en la fabricación de componentes inductivos, elementos eléctricos que se aplican además de la automoción a sectores como las energías renovables o el ferrocarril. Además, es uno de los tres mayores exportadores españoles de componentes eléctricos y el referente mundial en antenas RFID de baja frecuencia, que son las que se utilizan para leer etiquetas en almacenes, líneas de producción, tiendas, centros médicos, eventos deportivos, etc.

Su última innovación, presentada en Munich (Alemania) a finales de 2016, es una tecnología que permite reducir a menos de la mitad el espacio necesario para transformar la energía de la batería del coche a corriente en un motor eléctrico, lo que permite aumentar la autonomía, reducir el peso e incluso incrementar la potencia del vehículo.

Los principales países de destino de los productos de Premo son China, Alemania, Corea del Sur, Francia, México y Estados Unidos.