Saltar al contenido

Inicio » Noticias PTA » Un proyecto malagueño de energía nuclear limpia recaba el apoyo de Repsol

Un proyecto malagueño de energía nuclear limpia recaba el apoyo de Repsol

06/07/2012

Fuente: Diario Sur

Encontrar una fuente de energía limpia, potente, barata y abundante que deje atrás el reinado de los combustibles fósiles sigue pareciendo una utopía para muchos. Para los impulsores de Pulsotron, es un objetivo muy real por el que trabajan cada día. Este proyecto nacido en Málaga es uno de los siete que, a nivel mundial, participan en la carrera para conseguir la fusión nuclear con fines pacíficos. Javier López Segura, un físico con amplia experiencia en el sector aeroespacial que ha trabajado en Airbus, el telescopio espacial Gaia o Mars Express, asume el liderazgo científico de un grupo que cuenta con miembros muy heterogéneos: desde economistas hasta científicos de la Universidad de Málaga. Su meta: desarrollar "minicentrales" de fusión nuclear -que cabrían en una habitación- capaces de generar gran cantidad de electricidad con un combustible no radiactivo, el hidruro de litio. La iniciativa ha llamado la atención de Repsol, que se ha convertido en mentora de Pulsotron a raíz de ganar el concurso de proyectos empresariales EmprendeGo.

Este certamen de ámbito nacional, organizado por Infoempleo y en el que están implicados los ministerios de Trabajo y Educación y empresas como Deloitte, BBVA, Telefonica, Nokia o IE University, ha seleccionado a Pulsotron como uno de los tres proyectos ganadores en el apartado "Nuevas fuentes de energía" (EmprendeGo tiene diez categorías). La entrega de los galardones se celebrará el 3 de julio en Madrid. El premio consiste en financiación de hasta 100.000 euros, asesoramiento para diseñar el plan de negocio y la implicación de una gran empresa como mentora del proyecto.

Repsol de mentora

En el caso de Pulsotron, esa compañía es Repsol. «Estamos en conversaciones con ellos para decidir cómo se materializa su apoyo», explica Jorge López Segura, economista y hermano del ya citado Javier, que no descarta que la implicación de la petrolera se acabe convirtiendo en una participación accionarial. «Repsol es una empresa muy innovadora y es consciente de que tiene la energía de hoy, no de mañana. Por eso tiene una activa política de participación en proyectos relacionados con nuevas fuentes de energía», añade.

El premio EmprendeGo y el apoyo de Repsol suponen un valioso espaldarazo para un proyecto que tiene dos dificultades: el miedo que genera en la sociedad todo lo que incluye el término "nuclear" y el reto científico que supone conseguir algo que nadie ha logrado nunca, como es la fusión con fines pacíficos. Como es sabido por la tristemente famosa "bomba H", esta reacción solo se ha conseguido en el ámbito militar. «Hoy se está más cerca que nunca, con varios proyectos en distintas partes del mundo que se están aproximando a la solución por diferentes vías», afirma López Segura.

Entre esas vías, la más conocida es el Iter, un proyecto localizado en Francia al que la UE está destinando miles de millones de euros. Pero hay otras como el estadounidense NIF o el Z-Pinch, que es la tecnología que sigue Pulsotron. «La ventaja de nuestro sistema es que no requiere de electroimanes externos de confinamiento ni de la aplicación de energía por láser de gran potencia, permitiendo desarrollar reactores de mucho menor volumen y por tanto, más baratos. Además, el prototipo se ha diseñado pensando en un combustible que no genera residuos radiactivos: el hidruro de litio», explica Christian Costa, otro miembro del equipo que está especializado en la gestión de proyectos de I+D.







Compartir