Por un novedoso modelo de cooperación tecnológica internacional

04/10/2010

La Universidad de Málaga (UMA), el Ayuntamiento de la ciudad y el Parque Tecnológico de Andalucía presentaron un proyecto para aumentar la competitividad empresarial mediante un novedoso modelo de cooperación tecnológica internacional dirigido al desarrollo de la 'ciudad inteligente'. Se llama KIC Málaga y se trata de que el personal de empresas e instituciones europeas desarrollen sus proyectos en un mismo sitio.

La directora de Secretariado de Proyectos Internacionales de la UMA, Raquel Barco, aseguró en la presentación de la iniciativa Málaga KIC (Comunidad de la Innovación y el Conocimiento, en inglés), que este tipo de cooperación internacional es "algo novedoso". El modelo difiere del sistema de trabajo que caracteriza a los proyectos europeos que la Comisión financia dentro del VII programa marco, en los que los socios suelen desarrollar por separado distintas parcelas de un proyecto común.

Las empresas y las entidades que se involucren en la iniciativa, que previsiblemente se pondrá en marcha a principios de 2011, llevarán a cabo sus investigaciones en el campo de la 'ciudad inteligente'. Es decir, aportarán soluciones que utilicen las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) para incrementar la eficiencia energética, para mejorar la movilidad y para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero en los entornos urbanos, entre otras cosas.

Además de las nuevas oportunidades de negocio que resulten del trabajo conjunto e interdisciplinar, la iniciativa pone énfasis en acentuar la movilidad tanto de las personas como de las instituciones así como en fomentar la formación de sus asociados. En ese sentido, la directora de Secretariado de Proyectos Internacionales de la UMA adelantó que tanto la institución académica como las empresas colaborarán tanto en la elaboración de los planes de estudios como en la impartición de másteres y de cursos especializados.

Por su parte, el director del parque tecnológico malagueño, Felipe Romera, subrayó que KIC Málaga ofrece "un escenario local en un contexto internacional" que permitirá "desarrollar proyectos internacionales", a lo que ha añadido que espera que se convierta en "un nodo de referencia" para el resto del continente. Para explicar mejor la esencia de la iniciativa, Romera ha comparado el proyecto con "un centro tecnológico internacional".

Esta propuesta nace para dar continuidad al trabajo que las tres instituciones llevaron a cabo para hacer de Málaga una Comunidad de Conocimiento e Innovación (KIC, en inglés) mediante una convocatoria del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología que, aunque no se resolvió a favor de la ciudad, sirvió para reunir a unos 300 socios en un proyecto TIC y a otros 100 más en otro relacionado con las energías sostenibles.