El edificio de Bioinnovación de la UMA, pionero en infraestructura tecnológica

14/02/2011

El edificio de Bioinnovación de la Universidad de Málaga, ubicado en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), dispone de infraestructura pionera en tecnología, gracias a dos supercomputadores, según ha declarado la delegada del Gobierno andaluz, María Gámez durante su visita a estas instalaciones junto con la rectora de la UMA, Adelaida de la Calle y la delegada de Economía, Innovación y Ciencia, Pilar Serrano

Este edificio, además de estos dos superordenadores que ayudan al investigador a analizar e interpretar los resultados más fácilmente que si utilizase un ordenador normal, ya que presenta una capacidad de almacenamiento que permite la integración de multitud de software, dispone también de un módulo de Biotecnología, con laboratorios equipados para la investigación Genómica y Proteómica

De la Calle, ha señalado que el Edificio de Bioinnovación de la UMA acoge principalmente proyectos sobre las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs), la nanotecnología aplicada a materiales y la biotecnología.

En cuanto a la biotecnología, la rectora ha enunciado que se trabaja en dos líneas principales de investigación, como son, el desarrollo de tratamientos para las denominadas "enfermedades raras" y el cáncer.

Este centro se fundó con el objetivo de estrechar la relación entre la universidad y la empresa, por lo que, actualmente, se encuentran instalados unos 12 grupos de investigación y 4 empresas spin off procedentes de la UMA.

Según la rectora, el edificio de Bioinnovación está destinado a aquellas personas que necesitan aplicación tecnológica para la realización de un determinado proyecto y ha especificado que normalmente, "vienen, desarrollan su investigación y se van".

Además, ha apostillado que, aunque la investigación básica se hace en este centro, "el producto no es sólo para el consumo e investigación científica sino que, y lo más importante, esa innovación se trasporta a las empresas" para que avancen en sus productos y servicios, como Isofotón, empresa que ha recurrido a esta infraestructura para elaborar materiales más eficientes en la trasformación de energía solar.

Asimismo, este centro forma parte de la Red Española de Supercomputación que, creada por el Ministerio de Educación y Ciencia, se basa en un conjunto de supercomputadores distribuidos solamente en 7 ciudades de la geografía española.

Gracias a este equipamiento, la UMA se sitúa a la vanguardia de la computación nacional y entre las 500 primeras a nivel mundial.