Ambienta Consultores desarrolla el mapa de erosión de la provincia de Málaga

16/10/2012

El mapa, realizado mediante la Ecuación Universal de Pérdida de Suelos (RUSLE), se obtiene por vez primera a nivel provincial, a una escala de detalle, y desvela una pérdida potencial de suelos en nuestra provincia superior a 42 millones de toneladas métricas anuales.

Técnicos del departamento de Investigación, Desarrollo e Innovación de Ambienta Consultores han desarrollado el primer mapa de pérdida de suelos de la provincia de Málaga a escala de cuenca, del que se desprenden cifras de erosión potencial preocupantes, que pueden comprometer a medio plazo nuestros ecosistemas naturales y el aprovechamiento agrícola, así como incrementar la presencia de riesgos naturales, tales como los deslizamientos de tierras o las inundaciones
Para la elaboración del mapa se ha trabajado con un total de 7.453 cuencas fluviales, que cubren la totalidad de la superficie provincial, aplicando individualmente en cada una de ellas la Ecuación Universal de Pérdida de Suelos Revisada, RUSLE, gracias al desarrollo de las Tecnologías de la Información Geográfica.

El mapa se ha obtenido a una escala 1/20.000, lo que permite su aplicación directa en los planeamientos urbanísticos generales y de desarrollo, y ha usado variables como un modelo digital del terreno de la provincia, geología, morfometría de laderas, erosividad de la lluvia o usos del suelo y cubiertas vegetales.

Más allá de la cartografía resultante, se ha obtenido una importante información sobre datos estimados de pérdida de suelos anual. Así, la erosión potencial de la provincia supera los 42 millones de toneladas métricas anuales, de lo que resulta una media superior a las 58 toneladas métricas de suelo perdido por hectárea y año.

Un 50,5% de la superficie provincial tiene una erosión potencial alta o muy alta, y ésta es especialmente intensa en la Axarquía-Montes de Málaga, en las laderas del entorno del Valle del Guadalhorce, en la fachada litoral occidental y en la comarca nororiental de Málaga.

El municipio con mayor erosión potencial es Benalmádena, con valores superiores a 130 toneladas por hectárea y año, mientras que en el extremo contrario se sitúan municipios de la Serranía de Ronda, cuya pérdida de suelos llega a bajar de las 20 toneladas por hectárea y año.

El incendio de la Costa del Sol incrementa en casi 2 millones de toneladas de suelo anuales la pérdida estimada en la provincia
Según Antonio Gallegos, consultor gerente de Ambienta Consultores y autor del estudio, "el reciente incendio acaecido en la Costa del Sol, que ha calcinado 8.225 hectáreas, ha aumentado drásticamente el riesgo de erosión de estas sierras, desprotegiendo sus suelos e incrementando en casi 2 millones de toneladas la pérdida estimada en un solo año.

"Los municipios de Ojén, Mijas y Marbella perderán el año próximo 7.575, 4.971 y 4.589 toneladas de suelo más de lo estimado de no haberse producido el incendio.

"Esta es sin duda la consecuencia más grave tras el incendio, pues si bien la recuperación forestal se mide en decenas de años para los ejemplares más nobles, en el caso de la regeneración de suelos pueden llegar a necesitarse cientos de años, lo que impediría hasta muy largo plazo la recuperación de los bosques, estrechamente condicionados a la profundidad de los suelos.