El Colegio MIT aporta material solidario a Morocco Adventure 2015

27/03/2015

La expedición Morocco Adventure 2015 continúa su camino, tanto en el apartado deportivo, con los preparativos por parte de los integrantes para desafiar varios cientos de kilómetros en el desierto de Marruecos, como en la vertiente más solidaria, ya que responsables del Centro de Innovación Pedagógica, CIP, así como de la Fundación Un Colegio Para Todos, realizaron la protocolaria recogida de material solidario donado, tanto por la Escuela del Deporte y la Salud, MEDAC, como por el Colegio MIT.

En la Escuela del Deporte y la Salud, MEDAC, la Directora del Centro de Innovación Pedagógica, CIP, Elena Ferrón Cosme, recibió de manos del Director de la Escuela, Miguel Reinoso, una aportación consistente en material escolar y camisetas del centro.

Por su parte, Gonzalo de Gálvez Aranda, responsable de la Fundación Un Colegio Para Todos, fue el encargado de recibir el material solidario aportado por el Colegio MIT, y el cual fue entregado por el Director del Centro, Javier Díaz.

A todas estas aportaciones se unieron las realizadas tanto por el Centro de Innovación Pedagógica CIP, como por La Fundación Un Colegio Para Todos, que en los días anteriores, y gracias a la inestimable colaboración en el proyecto de Sanad Ouafa, responsable de comunicación, realizaron sendos llamamientos a socios y simpatizantes con el fin de reunir la mayor cantidad posible de material.

Salvador Serrano Pino, y, Salvador Rubén Serrano Marín, como representantes del Club Al Andalus Off Road 4x4, organizador del evento Morocco Adventure 2015, se personaron en las instalaciones del Centro de Innovación Pedagógica, CIP, con el fin de recoger todo el material solidario, para posteriormente distribuirlo entre los vehículos participantes en la expedición y poderlo trasladar hasta el país vecino para proceder a su reparto.

Camisetas, ropa de abrigo, libros, lápices, cuadernos, sillas, cunas, y un largo etcétera de material componen este cargamento solidario, que durante la próxima semana será repartido en un buen número de escuelas del desierto marroquí.

La entrega será realizada a los profesores y profesoras de los centros situados en aldeas, los mejores conocedores de las necesidades de cada familia, y los más indicados para realizar un reparto justo y equitativo.

De esta forma deporte y solidaridad quedan unidos en un acto solidario que no entiende de fronteras.